Cómo será la autopista para atravesar toda la Ciudad en pocos minutos


Gracias Macri: La autopista para atravesar toda la Ciudad.


macri


Poco


gracias


Más de siete kilómetros de extensión, tres autopistas conectadas y un mayor desarrollo de los espacios verdes son los ejes principales del proyecto Paseo del Bajo. Se trata de la autopista en trinchera que unirá el sur con el norte de la Ciudad, una de las obras "de mayor envergadura de la Ciudad", según lo definen desde el Gobierno. Hoy el presidente Mauricio Macri anunció el arranque de los trabajos, rodeado por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.




La obra, a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y ejecutada por la empresa estatal AUSA y la Corporación Puerto Madero, propone la creación de un nuevo sistema vial de más de 7,1 kilómetros que incluirá una autopista y carriles rápidos, con más cruces peatonales para solucionar el problema de tránsito y romper la barrera existente entre la Ciudad y el río.

Su diseño de trinchera abierta en su mayoría, se extenderá desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo, hasta su empalme en el norte de la Autopista Illia.


autopista


trafico


mauricio


Este circuito comprenderá una autopista subterránea de 12 carriles, con cuatro vías exclusivas para camiones y micros de larga distancia que contarán con acceso directo al puerto y la terminal de Retiro, y otras ocho en superficie, de uso exclusivo para autos y colectivos de corta distancia (cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur).


Gracias Macri: La autopista para atravesar toda la Ciudad.


En paralelo, se contempla la creación de nuevos espacios verdes como lugares deportivos y recreativos, que aportarán en metros cuadrados casi dos veces el tamaño del Parque Lezama. También se crearán nuevas ciclovías con cruces peatonales para quienes se trasladan a pie o en bicicleta.

Desde el punto de vista ambiental, la obra apunta a reducir la contaminación visual, sonora y por emisiones de gases, ya que los camiones irán bajo tierra y no deberán detenerse en los semáforos.