Carmen tenía 17 años y disfrutaba de sus días de vacaciones saliendo en moto por varias rutas cuando encontró la muerte en el kilómetro 13 de la carretera de la M-512, a la altura de Robledo de Chavela el pasado lunes a las 19.00. Era una joven muy conocida en Valdemorillo, municipio madrileño en el que vivía junto a su familia. Los médicos intentaron reanimarla sin éxito y falleció en el Hospital 12 de Octubre pocas horas después.
Padre se suicida en el mismo sitio en el que su hija murió

Su padre, Pedro, era el responsable de unos grandes almacenes de la zona. Tenía 42 años y era un hombre muy querido por sus vecinos. Pero no soportó la tristeza de haber perdido a su hija por culpa de la moto que él le regaló, y por eso el día después del accidente, cogió la escopeta de caza y se suicidó en el mismo sitio en el que Carmen dejó de vivir para siempre.

Los mismos sanitarios del 112 que acudieron el lunes al lugar del accidente para intentar reanimar a Carmen sin éxito fueron los mismos que atendieron la llamada del día después y encontraron a Pedro muerto en el mismo punto.
suicidio

El municipio de Valdemorillo se encuentra totalmente conmocionado y consternado por la muerte de padre e hija e incluso las redes sociales han mostrado su solidaridad con la familia en una campaña en Twitter con el hashtag #TodosSomosCarmen29


Fin
.
.
.
.
.